jueves, 10 de marzo de 2011



El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, a través del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo,  Editorial Calamus, Editorial Arte Oaxaca y Editoral Almadía se complacen en invitarlo a la presentación del libro:
 
  “XV años del taller fotográfico de Mary Ellen Mark en Oaxaca” 

Viernes 11  de Marzo
  19:00 horas
Macedonio Alcalá 507




El próximo sábado se inaugura la exposicon colectiva en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo
Sábado 12 de Mayo del 2011 a las 19 horas en M. Bravo 116
Con cierre de la exposición el 29 de Mayo del presente año.
 
Desde hace más de quince años la aclamada fotógrafa Mary Ellen Mark, cuya obra es reconocida por su hondo compromiso emocional con sus sujetos, imparte un taller en la ciudad de Oaxaca y sus alrededores. Sus alumnos llegan de diferentes países con una amplia gama de experiencia previa en la fotografía –algunos ya capacitados, otros más en sus inicios- y, por supuesto, con intereses y estilos particulares. Sin embargo, la colección de fotografías mostradas en este libro, el cual conmemora una década y media del taller de Mary Ellen Mark, no solo revela un nivel elevado y consistente de seguridad técnica, sino también un tono emocional sorprendente cohesionado.
-Michel Slegde
Llegué a conocer poco a poco a Oaxaca, pero me enamoré realmente de ella. El primer curso de fotografía que hice ahí fue por invitación del Taller Fotográfico del Estado de Maine, aunque había estado en Oaxaca antes, unas tres o cuatro veces. No la conocía íntimamente, solo sabía que era un lugar hermoso, la oportunidad de enseñar ahí pareció muy interesante porque siempre había amado México. Cuando tenía poco más de veinte años viajé con una amiga loca de la universidad y nos quedamos en un cobertizo en Veracruz durante tres semanas; yo paseaba y tomaba fotos. Tiempo después estaba en un Hotel muy barato en Acapulco –era una estudiante con poco dinero–, y encontré una iguana en mi cuarto; siempre recordaré le escena. México tiene una cultura tan antigua e interesante que en algún sentido resiste al cambio. Sí cambiará, por supuesto, y se volverá, más moderno, pero en su corazón hay algo que resiste a las influencias externas.
-Mary Ellen Mark.