martes, 15 de enero de 2013

EL INSTITUTO DE ARTES GRÁFICAS DE OAXACA


los invita a la

Introducción a la ópera


MARÍA ESTUARDO
de
GAETANO DONIZETTI

que se transmitirá el día 19 de noviembre en el teatro Macedonio Alcalá
desde el Metropolitan Opera House de Nueva York


Comentarista:
César Mayoral Figueroa


Lugar  FONOTECA EDUARDO MATA | Av. Juárez 203, Centro

Fecha  |   Viernes 18 de ENERO de 2013

Hora  |  19:00 hrs.


SIGUE EL ENLACE PARA ESCUCHAR UN FRAGMENTO DE LA ÓPERA

 
 
 

SINOPSIS: La reina Isabel de Inglaterra se ha casado con el rey de Francia. Consciente de las ventajas de esta unión para su país, confiesa la duda de sus sentimientos por el rey francés: en realidad está enamorada de Lord Leicester. La reina Isabel sospecha que Lord Leicester está enamorado de su prima María Estuardo, reina de Escocia,  y amenaza con vengarse de ella si sus sospechas se confirman. Talbot le pide a la reina que perdona a la reina María Estuardo, pero su canciller, Lord Cecil, aconseja ejercutarla. Al final María Estuardo es enclaustrada en el castillo de Fotheringay.
La reina Isabel nombra a Leicester embajador ante el rey de Francia. Talbot le dice que ha estado con María Estuardo en Fotheringay y que la reina ha pedido la ayuda de Leicester y le remite la carta que ella le dirige. Leicester se conmueve por el mensaje y promete ayudar a la prisionera. Pero Isabel descubre la carta y se da cuenta de que María no solo ambiciona su trono sino también al hombre que ella ama. Leicester niega estar enamorado de la reina de Escocia, no sin elogiar su belleza, y, aunque no sin reforzar sus sospechas, convence a Isabel para visitar a su prima en Fotheringay.
En el parque de Fotheringay, María, acompañada por su criada Anna, recibe la noticia de la visita de su prima. María, preocupada por la idea de encontrarse en presencia de Isabel, se apresura a abandonar el lugar cuando llega Leicester, quien le aconseja someterse al mismo tiempo que promete vengarla si la reina se mantiene insensible a sus oraciones. Al final, le pide a María que se case con él. María se ve obligada a arrodillarse ante su prima y para implorar su perdón. En cambio, la reina la acusa de haber traicionado y asesinado a su marido Damley y luego culpa a Leicester, quien intenta consolar a María. María responde con insultos a su prima, a la que trata de “hija impura de Ana Bolena” y de bastarda. La reina la condena a muerte.
En el palacio de Westminster, Isabel duda en firmar la sentencia de su prima por las presiones de Lord Cecil. Leicester pide misericordia, pero la reina, confirmando que él está enamorado de María, lo rechaza y le ordena que asista a la ejecución.
Los partidarios de María se indignan y los acusa de perturbar las horas finales de su señora. Ruega a Dios de manera tranquila y patética mientras que se oye el primero de los tres disparos de cañón que anuncian la ejecución de la pena capital. Cecil viene a anunciar que Isabel le concede una última voluntad. María exige que Ana la acompañe justo hasta el pie del patíbulo. Leicester, molesto, aparece y el segundo cañonazo provoca su última protesta de inocencia. Al tercer cañonazo, María camina, con la cabeza alta, hacia la muerte.